jueves, 13 de agosto de 2015

EL BOQUERON DE CALOCA- CANTERA DE BARITA- PEÑA MALDRIGO 1.639m.




EL BOQUERON DE CALOCA- CANTERA DE BARITA- PEÑA MALDRIGO 1.639m.
(La Pernía- pueblo CASAVEGAS)

Montaña Palentina

(Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante por pequeño que sea)

“Sensaciones en la cima”

12 de agosto 2015

La ruta es fácil.  Dificultad media. Recorrido circular. Empieza y termina en el pueblo de Casavegas pero hay otras rutas alternativas.

Recorrimos 16 km.

Desde Cervera de Pisuerga vamos en coche hasta el pueblo de Casavegas pasando por San Salvador de Cantamuda. – Comarca de La Pernía- Montaña Palentina-

Nos guía  Luis a través de caminos, bosques y veredas, subimos la Valleja la Suelta y llegamos al Boquerón de Caloca. Continuamos y ascendemos al Collado de Villa Aguilar y nos acercamos a la antigua cantera de  Barita. Regresamos a la mítica Peña Maldrigo, pero hoy subimos sin niebla y disfrutamos del fantástico paisaje. Regresamos por el Collado Mayor a Casavegas.

Para comer, de nuevo a San Salvador de Cantamuda y quedamos muy satisfechos con la oferta gastronómica de degustación del Restaurante La Taba.


Estadística de la marcha proporcionada por nuestro amigo Javi.


Caminantes: Luis, Dado, Teo Hernández, Otto, Juan, Nacho, Javi y Teo.




Y tú, estás ahí y te apetece cabalgar sobre la roca.


Te fascina y ves que dominas la situación del espacio y te acercas más, y quieres tocar la roca, palparla y miras hacia abajo y sientes la impresión de la caída al vacío y quieres la foto porque te atrae, te hechiza y en tu retina queda gravada esta fantástica arquitectura natural.



Desde la cima de la Peña Maldrigo una panorámica fantástica, no hay niebla,

“Sensaciones”

 EL BOQUERON DE CALOCA- CANTERA DE BARITA -PEÑA MALDRIGO 1.639M.

(La Pernía- pueblo CASAVEGAS)

      Estamos en el “Boquerón de Caloca”. No es  fantasía, ni  imaginación,  es la percepción real de un impresionante paisaje que contemplas a través de este "agujerito" de la roca.
       La balconada de piedra, la vista de pájaro, te permite descubrir un espectacular valle de hayas, verdes prados y un pueblo con encanto, Caloca.
       La naturaleza  siempre sorprende y hoy nos muestra este maravilloso paraje  entre la montaña palentina y la comarca de la Liébana.
       Hemos recorrido, caminos, prados, bosques y  veredas. Atrás, ha quedado el pueblo de Casavegas, la tolva abandonada de la antigua mina, Hemos subido la “Valleja de la Suelta” y ahí está el fantasioso Boquerón de Caloca.
       Ya habíamos estado en otras ocasiones y con resultado de satisfacción, pero sigue siendo un privilegio disfrutar de nuevo de esta calma y descubrir otra sensación  de aventura.
       La roca ha sido erosionada por la acción del agua y el viento, transformándola en lo más alto en este original boquerón. Y tú, estás ahí y te apetece cabalgar sobre la roca o arrimarte al "agujerito" del boquerón y contemplar a través de su cavidad la ladera, el bosque de hayas, el pueblo de Caloca y te fascina y ves que dominas la situación del espacio y te acercas más, y quieres tocar la roca, palparla y miras hacia abajo y sientes la impresión de la caída al vacío y quieres la foto porque te atrae, te hechiza y en tu retina queda gravada esta fantástica arquitectura natural.
      Hemos subido el Collado de la Villa de Aguilar y alcanzado la antigua cantera de barita. Luis coge dos piedras, es un mineral de mucha densidad, te sorprende su peso, las fricciona, las restrega una con otra y sorprende ese olor característico sulfuroso desagradable.
       Desde la cima de la Peña Maldrigo una panorámica fantástica, no hay niebla,  nuestra vista se siente complacida dejándose llevar por la imaginación en este extraordinario campo abierto y que no vamos a describir dejándolo a la facultad creadora de cada uno de los que nos leen.


video




             Iglesia de Casavegas, con su  espadaña románica.


              Peña Maldrigo una panorámica fantástica 1.639 .


                    La tolva abandonada de la antigua mina.


La roca ha sido erosionada por la acción del agua y el viento, transformándola en lo más alto en este original boquerón


 Y miras hacia abajo y sientes la impresión de la caída al vacío


Y quieres la foto porque te atrae, te hechiza y en tu retina queda gravada esta fantástica arquitectura natural.


Y tú, estás ahí y te apetece cabalgar sobre la roca o arrimarte al agujerito

    
                 Y quieres la foto porque te atrae, te hechiza



Y en tu retina queda gravada esta fantástica arquitectura natural.


Y contemplas a través de su cavidad, la ladera, el bosque de hayas, el pueblo de Caloca.



La roca ha sido erosionada por la acción del agua y el viento.



Sigue siendo un privilegio disfrutar de nuevo de esta calma y descubrir una sensación  de aventura.



 No es  fantasía, ni  imaginación,  es la percepción real de un impresionante paisaje que contemplas a través de este otro agujerito de la roca.


La naturaleza  siempre nos sorprende y hoy nos muestra este maravilloso paraje  entre la montaña palentina y la comarca de la Liébana.


Nos enseña con satisfacción el mineral de la barita, ya le veremos en la siguiente foto.




Las dos baritas las fricciona, las restrega una con la otra y sorprende ese olor característico sulfuroso desagradable


La barita es un mineral de mucha densidad, te sorprende su peso. 





                        Ascendiendo a la Peña Maldrigo



         Ya estamos más cerca de la cima de la Peña Maldrigo.



      Y el esfuerzo te da después la satisfacción de hacer cumbre.


Desde la cima de la Peña Maldrigo una panorámica fantástica, no hay niebla,  nuestra vista se siente complacida dejándose llevar por la imaginación en este extraordinario campo abierto.


                   La naturaleza  siempre nos sorprende.


No hay comentarios:

Publicar un comentario