miércoles, 1 de julio de 2015

LAS TUERCES, Y EL CAÑON DE LA HORADADA (y lo que normalmente no se ve) MONTAÑA PALENTINA



video





La curiosidad de investigar y palpar la enigmática roca.



Montaña Palentina

(Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante por pequeño que sea)

“Sensaciones en la cima”


1 de  julio  2015

Nuestra ruta:
Desde Aguilar de Campoo nos acercamos en coche por Valoria al pueblo de Villaescusa de las Torres; asciendes por una senda empinada al páramo de Las Tuerces.
Bajamos y tomamos el camino que conduce a la parte más alta del desfiladero de la Horadada. Abajo el río Pisuerga. Salimos a la Cueva del gitano y entramos a otras dos grutas que están cerca y desconozco su nombre. Pasamos el puente de Mave, y antes de llegar a  Olleros a la derecha y vemos desde abajo las paredes de la Horadada. Por la senda de los pescadores, regresamos a Villaescusa.

Ruta cómoda, dificultad media. 17 km.

Andantes; Luis, Alberto, Manolo, Otto y Teo.


Sensaciones

LAS TUERCES,  Y EL CAÑON DE LA HORADADA 

Desde Villaescusa de las Torres

En la base, un manadero de agua fresca brota de la roca. Asciendes por una senda empinada y a través de los paneles te enteras un poco de la geología, de los millones de años, de los sedimentos.

 Pasear por las Tuerces y la Horadada es descubrir un paisaje encantado, kárstico, un espacio natural que da pie a la fantasía. Rocas calizas grises y ocres de formas caprichosas erosionadas por la fuerza del agua y el viento. Te dejas llevar, te pierdes por la meseta caliza, callejeas,  pasas entre bloques de piedra y  sus formas te sorprenden gratamente y descubres una roca y otra; y sigues por  vericuetos y laberintos; pisas sobre la superficie de la roca agujereada que parece lava petrificada con fósiles atrapados. Contemplas la Peña Mesa, los arcos naturales de piedra y encuentras cuevas de las que desconocemos su nombre pero la curiosidad nos vence e investigas;   a veces la entrada no es fácil, te agachas, te metes dentro y aparecen en medio de la oscuridad y del silencio, los ocres, los verdes y grises de sus paredes rocosas; arriba, una bóveda abierta por la que entran pequeños rayos de luz; quedas maravillado, estas cuevas  son pequeñas catedrales.
Cruzas por la parte alta del desfiladero, abajo la garganta, la profundidad del cañón erosionado por las aguas del Pisuerga; ya estamos al nivel del río, elevas tu vista hacia arriba, paredes verticales rocosas desde donde cuelgan cuevas y grutas encantadas y caprichosas; observas cómo te observan las caras y las formas de las rocas.
No hay bosques, pero si una diversidad de plantas que mis amigos las conocen, como son entre otras, el árnica, barbaleño, manzanilla del calar, espliego, tomillo, abubillas y hasta el fruto de avellanas… Un atractivo más de este espacio natural.
Y por la senda de los pescadores, por el Cañón de la Horada y por la orilla de las aguas del Pisuerga regresamos a Villaescusa de las Torres.






Figuras caprichosas,  grutas encantadas  y colgadas de las paredes, esto es el Cañón de la Horada. Abajo el  Pisuerga va abriendo paso a través de las rocas calizas.



 



Nuestro contacto con las fantasiosas rocas





























Aunque  a veces la entrada no es fácil, te agachas, te metes dentro











































Te pierdes por la meseta caliza y callejeas, pasas entre bloques de piedra







Contemplas la Peña Mesa,



Diferentes formas de las rocas, imaginación ¿?















Dicen que es el gran caracol andante




Un arco natural de piedra


Bonito hito. Al frente la horadada






Villaescusa de las Torres y al fondo el Rio pisuerga







Espliego ¿


Avellanas




Arnica



Manzanilla de Calar (Ascen)




Tomillo


Abulilla ?


Helechos




Hoja de castaño





2 comentarios:

  1. En 1973 empecé a conocer Las Tuerces. Sabía que aún me queda por conocer en ellas. Tu reportaje me demuestra que me queda mucho por conocer in situ. ¡Felicitaciones por subir al ciberespacio sólo un poco de la inmensa y extraordinaria naturaleza que nos/os rodea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Per Bat.
      No te he contestado antes porque he estado en Santander y no había puesto las "sensaciones".
      Sabes muy bien que por mucho que repitas una ruta siempre encuentras algo nuevo que te sorprende gratamente. Hay que tener buena disposición.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar