miércoles, 1 de marzo de 2017

Ruta de los tres chozos de Valdenievas- Montaña Palentina.


Los chozos del circo de Valdenievas
Paseíto “paisanero".
 Palabro de nuestro amigo Manolo             
                  
-Montaña palentina –

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)
“Sensaciones en la cima”
“San martes”
28 de febrero de 2017
Recorrido:
    Punto de partida, pueblo de Vidrieros. Tomamos el camino de Valdenievas. A la derecha dejamos el senderoo por donde se asciende al Curavacas. Vamos ganando altura hasta llegar al chozo de Piedrahita. Bajamos por el mismo camino y tomamos la senda de la izquierda. Chozo de las Campizuelas. Seguimos ascendiendo hasta llegar al chozo de Postil de Soña. Arriba el Alto de  Curruquilla. Aprovechamos para contemplar varias pequeñas cascadas del arroyo de Postil de Soña. Vuelta a Vidrieros.

Incidencias:

Lluvia, agua nieve, viento, pero al final salió el sol.
 No llevé la máquina de fotos y sacamos alguna foto y video con el móvil.
 Muy buenas "sensaciones" gastronómicas. Como siempre buena profesionalidad y   muy bien atendidos en el Mesón el Molino de Vidrieros -
         
Recorrido fácil.  14 km.

Montañeros:  Manolo, Alberto, Luis, y Teo.






Mira, allá al fondo se entrevé algo sorprendente. Parece ser un buque encallado, medio hundido y atrapado por el hielo. 

“Sensaciones”


 Cielos nubosos, lluvia, viento, día de perros. Caminamos, no se mira hacia atrás. ¿Quién ha dicho que no hay estímulo y motivación para disfrutar del día? La experiencia no se aprende, se vive.
Ya estamos en lo más alto de la majada de Piedrahita. Ventisca, chubascos, agua nieve.
Un chozo, rocas desnudas, canchales cubiertos de nieve, sorprendentes peñascos engendrados por la erosión.
Silencio. Una mirada desde el chozo. Mira, allá al fondo se entrevé algo sorprendente. Parece ser un buque encallado, medio hundido y atrapado por el hielo. La nave está inclinada, se está desguazando. Ahí está. Tal vez hubo una gran tormenta, vientos huracanados y se quedó atrapada entre el hielo. No está en nuestras manos su rescate, es una catástrofe, quizás no es real y sea fruto de nuestra imaginación.
 La lluvia es débil, hay luz, el sol empieza a brillar. Estamos descendiendo y a la izquierda tomamos la senda que apunta al Alto de la Curruquilla. Ahí está el chozo de las Campizuelas y más arriba el lujoso refugio de Postil de Soña. En los tramos de los arroyos de Valdenievas y Postil de Soña el agua baja torrencial creando un espacio sonoro. Se han creado pequeñas cascadas, el agua espumosa se desparrama y choca con una tranquila violencia sobre la roca. Aparece un cuenco, el agua se mueve en circular, es bello contemplar la naturaleza.
Por fin, el espacio gastronómico. Nuestros intranquilos estómagos se apaciguan, son calmados y dulcificados por estos grandes profesionales de El Mesón el Molino de Vidrieros. Estupendas "sensaciones".





El chozo de Pidrahita.

video

Aparece un cuenco, el agua se mueve en circular, es bello contemplar la naturaleza

video

Se han creado pequeñas cascadas


El chozo de Pidrahita.


Ventisca, chubascos, agua nieve.


El agua espumosa se desparrama y choca con una tranquila violencia sobre la roca. 
.


 El chozo de las Campizuelas


Interior de el lujoso refugio de Postil de Soña.


El lujoso refugio de Postil de Soña.






2 comentarios:

  1. Por supuesto señor, buena aventura, buena camadería y sin miedo a la climatorlogía, ni a los hundimientos de los barcos.

    ResponderEliminar